Tesis

  

tesisFacultad de Ciencias del Turismo

Departamento de Ciencias de la Educación, el Lenguaje, la Cultura y las Artes

APORTACIONES DEL ANÁLISIS Y LA IMPROVISACIÓN A LA FORMACIÓN DEL INTÉRPRETE PIANISTA: EL MODELO DE LOS ESTUDIOS OP. 25 DE CHOPIN

Tesis doctoral presentada por D. Emilio Molina Fernández

Director: Dr. Antonio Palmer Aparicio

Codirector: Dr. Vicente Calvo Fernández

Defendida el 14 Enero  2011

 (se puede adquirir en PDF por 2 €)

RESUMEN

El analista es el músico especializado en explicar los elementos constructivos, expresivos, estéticos, interpretativos, etc. (dependiendo de la metodología empleada) de una obra. El improvisador es el músico especializado en crear e interpretar simultáneamente sus propias ideas musicales. El intérprete es el músico especializado en técnica instrumental, con capacidad para “recrear” la obra tal como la concibió su autor. Nuestro trabajo se centra en establecer las posibles conexiones que hay entre analista, improvisador e intérprete, intentando reunirlos en la misma persona de forma que cada una de aquellas especialidades, en la parte que corresponda, colabore en la adquisición de las demás.

El análisis nos provee de datos, de método y de teoría y nos ayuda a comprender el lenguaje de la obra, pero ¿cuál es el fin último de este trabajo de búsqueda dentro de la partitura? Los datos teóricos pueden hacer sentir al analista la sensación y el disfrute de ser cada vez más dueño mental de la obra y de estar muy compenetrado con el pensamiento del autor, pero creemos que queda un sentimiento de vacío y de impotencia si no se es capaz de tener en la mano algo más que una teoría. Pensamos que el conocimiento de una obra, la pura teoría, por muy completa que sea, no tiene utilidad en sí misma si no sirve a un objetivo más elevado. En esta tesis hemos investigado la posibilidad de relacionar los conocimientos que derivan del análisis, convirtiéndolos en fundamento de extracción de materiales que puedan utilizarse libremente, al improvisar a partir de ellos, o que puedan servir de fundamento de ejercicios técnicos que facilitarán el trabajo del intérprete. A la vista de este objetivo y como primer paso, hemos revisado toda la legislación española que tiene relación con la formación de un intérprete, y en especial la de un pianista, hemos estudiado las corrientes de análisis estructuralista de los últimos dos siglos, dentro del sistema tonal, y hemos indagado las aplicaciones de la improvisación en la pedagogía musical, tanto en las etapas de iniciación como en las más avanzadas.

Estos datos nos han permitido obtener una amplia perspectiva de la situación en que se encuentra la teoría analítica y sus aplicaciones a la improvisación y a la interpretación, sobre la cual hemos incorporado nuestro granito de arena consistente fundamentalmente en los siguientes puntos:

–          desarrollar un novedoso sistema analítico de procesos y niveles de síntesis, emparentado directamente con los analistas de la rama schenkeriana y de la gramática generativa de Lerdahl,

–          aplicarlo a los 12 Estudios Op. 25 de Chopin como modelo de experimentación sobre su funcionamiento y resultados y

–          extraer consecuencias directas para el trabajo del improvisador y el intérprete consistente en multitud propuestas de ejercicios y de herramientas armónicas, rítmicas y melódicas para que el músico pueda utilizarlas según sus propios objetivos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario